Buscando comentario bíblico parecido al de John Gill.

Page 1 of 1 (4 items)
This post has 3 Replies | 1 Follower

Posts 196
Edil | Forum Activity | Posted: Sat, Aug 29 2020 9:45 AM

Saludos,

Estoy leyendo un libro de un autor puritano donde hace una referencia a Salmos 144:10-15 en donde dice:

David copia la oración de tales: “Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud, Nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio; Nuestros graneros llenos,” etc., “Bienaventurado el pueblo que tiene esto.” Esta es la oración carnal; y a esto David lo llama vanidad — Son “hombres extraños, Cuya boca habla vanidad.”

Pero cuando leo el pasaje en RVR60 o LBLA y otras, como que no me hace sentido lo que dice. Busqué en Logos, varios de los comentarios de los que tengo en español pero todos van en la linea digamos mas de predica y de como es una oración de gratitud de parte de David, etc.. Entonces busqué en los comentarios que tengo en inglés y el comentario de John Gill me dio todo el detalle que necesitaba para entender por que el autor del libro lo expreso de esa forma. Y es que las traducciones de la biblia; Septuaginta, Vulgata Latina, Etiópica, Siriaca, y Arábica traducen el versículo como si los hijos, plantas etc. fuesen una descripción de los deseos de hombres impíos. Ninguno de los comentarios que tengo en español me dan ese tipo de profundidad de detalle digamos técnico. ¿Conocen de algún comentario bíblico en español que tenga el mismo detalle del comentario de John Gill? ¿Que esté en el mismo estilo?

Gracias.

0 Links
Posts 14
Emilio Alamilla Rivera | Forum Activity | Replied: Sun, Aug 30 2020 3:28 PM

Hola investigando en los comentarios Matthew Henry comenta a Bullinger el cual da  una  explicación acorde a lo Gill

Posts 14
Emilio Alamilla Rivera | Forum Activity | Replied: Tue, Sep 1 2020 11:24 AM

Este  es el comentario de Henry 

Bullinger opina que aquí tenemos uno de los casos de elipsis, que suple: «que dicen» al final del versículo 11, y que, al suponer en boca de los enemigos «mundanos» todo lo que se desea en los versículos 12–15a, el salmista rectifica esa falsa escala de valores, con un implícito «¡No!» al comienzo de 15b, seguido de la afirmación: «Dichoso es, en realidad, el pueblo cuyo Dios es Jehová». Esta opinión de Bullinger—nota del traductor—es seguida por buenos comentaristas, y cobra mayor fuerza cuando el texto masorético hebreo se compara con el de los LXX, donde el versículo 15 ofrece un paralelismo antitético: La primera parte—dice Arconada—«se refiere a los impíos, que se creen felices en el goce de sus bienes materiales; y 15b, por el contrario, a los israelitas, felices de ser el pueblo de Jehová».

Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bı́blico de Matthew Henry (pp. 659–660). 08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.

Esto es lo que comenta Bullinger que no es un comentario es un diccionario de  figuras de diccion usadaas en la Biblia:

Sal. 144:12 es un caso similar. La estructura muestra que los vv. 12–15 contienen las palabras de los «hijos de extranjero», no de David.:

A1. 1–7. Palabras de David. (Acción de gracias y oración.).
B1. 8. Palabras de los extranjeros (vanidad y falsedad).
A2. 9–11. Palabras de David (Acción de gracias y oración).
B2. 11–15. Palabras de los extranjeros (vanidad y falsedad).
A3. 15. Palabras de David. La verdad frente a la vanidad.

Después del pronombre «que», con el que comienza el v. 12 en el hebreo, debe intercalarse el verbo «dicen», y así quedan libres de elipsis todos los rellenos que se han inventado en los vv. 11–15. Esto se sugiere claramente en los vv. 8 y 11. Tan claramente, que resulta superfluo usar o repetir el pronombre. El hebreo asher se traduce mejor por «quienes», lo que resulta aún más fuerte que «que». De este modo, el salmo (vv. 11–15) prosigue describiendo la vanidad y la falsedad como lo que constituye para muchos la felicidad, pues dicen: «Nuestros hijos son como plantas crecidas en plena juventud …», para terminar con lo del v. 15a: «¡Dichoso el pueblo al que así le va!» Entonces surge la voz de David en potente contraste: «(¡No!) ¡Dichoso el pueblo cuyo Dios es Yahweh!» Ésta es la verdadera dicha (comp. con Sal. 4:6–7). También en Sal. 146:5, la felicidad está en tener al Dios de Jacob por ayuda, y en tener nuestra esperanza en Yahweh nuestro Dios; porque no hay en el hombre poder para salvar (v. 3, comp. con Jer. 17:5ss).


Bullinger, E. W. L., Francisco. (1985). Diccionario de figuras de dicción usadas en la Biblia (pp. 47–48). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.

Posts 196
Edil | Forum Activity | Replied: Tue, Sep 1 2020 12:41 PM

Excelente. Muchas gracias. Entonces puedo considerar ese comentario si existe algún otro me dejan saber.

Page 1 of 1 (4 items) | RSS